martes, 4 de julio de 2017

Parque de La Florida

Sombra durante el paseo
"El parque fue creciendo en superficie con el tiempo, pero desde el primer momento un deseo por incorporarle especies exóticas. Ahí están, por ejemplo, las famosas secuoyas gigantes cuyos primeros ejemplares llegaron a Vitoria en 1858 de París, donde fueron adquiridas por el comerciante Eugenio Ortiz de Urbina. No hay que olvidar otras como el rosal de Siria, el pitosporo del Japón o el falso ciprés de Lawson. Entre los autóctonos: fresnos, majuelos, abedules, robles o encinas."
(Fuente: www.elpais.com)

0 comentarios :

Publicar un comentario

´