sábado, 5 de agosto de 2017

Los nietos de Celedón

Agosto de 1934 - (Autor: Ceferino Yanguas) - (Fuente: AMVG)
La blusa, el atuendo del buen juerguista
"Un día de fiestas a finales del siglo XIX, una cuadrilla de jóvenes trabajadores, provistos de botas de vino, acompañó a la cuadrilla taurina que se dirigía a la plaza de toros. La animación continuó en la plaza y prosiguió a la salida del festejo. Con los años, aquella gracia se convirtió en costumbre hasta que un grupo de comerciantes vio el negocio y en 1922 comenzó a publicitar la blusa como atuendo fundamental para el buen juerguista. Los animadores, se convirtieron en parte imprescindible de la fiesta vitoriana."
(Fuente: www.elpais.com)

0 comentarios :

Publicar un comentario

´