viernes, 11 de noviembre de 2016

66. La Catedral Nueva

Foto 1: Santiago Arina, 1959 / Foto 2: Iñaki Armentia, 2015
Catedral de María Inmaculada

En la imagen superior vemos, desde la calle Prado, hasta donde había avanzado la edificación en el año 1959. Terminadas las obras, el templo se inauguró el 24 septiembre de 1969, tras 62 años transcurridos desde su inicio.
E. Enciso, en un artículo publicado en el diario Norte Expres titulado “La Nueva Catedral de Vitoria se apellida Apraiz”, destacó la figura del arquitecto director, señalando lo siguiente: “Más de 28 años día tras día, en invierno y en verano, Miguel de Apraiz ha pasado largas horas en su estudio entre cálculos y planos, ha acudido a las obras, ha subido a los andamios, ha comprobado materiales y detalles. La catedral llegó a ser como algo consustancial a su persona. Sus piedras le son tan connaturales como sus huesos.
Las obras se iniciaron en 1907. El rey Alfonso XII colocó la primera piedra el 4 de agosto de aquel año, con gran pompa. A las nueve y media de la mañana se iniciaron los preparativos, acudiendo los religiosos en procesión al Campo de las Brígidas (solar del antiguo convento), donde se llevaría a cabo la ceremonia. A esa hora el día se presentaba bastante caluroso.

Los reyes, junto con las autoridades y los arquitectos Apraiz y Luque, autores del proyecto, firmaron ante el notario Francisco Ayala el acta de colocación de la primera piedra, que fue situada en su alojamiento. Procedía de las canteras de Fontetxa (Álava), figurando en una de las caras una cruz. Los arquitectos ofrecieron al rey una paleta con mortero y “el rey y la reina apoyaron en la piedra las manos y esta fue bajada suavemente al hoyo”. Seguidamente ofició la misa el Arzobispo de Sevilla, monseñor Almáraz.
(Fuente: www.cadenaser.com)

0 comentarios :

Publicar un comentario

´