lunes, 27 de abril de 2015

Cripta de la Catedral

Interior de la cripta de la Catedral María Inmaculada,
inaugurada en 1911
"Al acto de colocación de la primera piedra asistieron, entre otros, los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg. La primera fase de las obras discurrió con gran ritmo y celeridad. Quedaron paralizadas en 1914, tras haberse rebasado el presupuesto adjudicado de 5 millones de pesetas. En esta primera fase quedaron terminadas la cripta, la girola, las partes bajas de los pilares de sus cinco naves (hasta una altura de 8 metros) y gran parte de los paramentos exteriores de las fachadas, construidos y decorados con piedra natural y mármol".

0 comentarios :

Publicar un comentario

´