jueves, 29 de septiembre de 2016

63. Comandante Izarduy

(Fuente: www.vitoriaayeryhoy.blogspot.com - Hilario G. T.)
Ángel Izarduy, un soldado vitoriano
De las escasas calles vitorianas con nombre de militares hay una, la de Comandante Izarduy, que evoca la figura de uno de aquellos cientos de soldados vitorianos enviados a África a principios del siglo XX, que murieron allí en una de aquellas guerras coloniales en las que se metieron los europeos con objetivos imperialistas. 
La parte más conocida de Izarduy es un acto de valor, su muerte y la manera en la que el ejército hizo de la recuperación de su cadáver una cuestión de honor, que provocó otra matanza entre sus propios compañeros, además de las bajas producidas a las tropas marroquíes.
La posición de Izarduy, conocida como el Mogote en origen, se estableció el 22 de septiembre de 1913. En la operación para tomarla murió el entonces capitán de marina Ángel Izarduy.
La función de la posición, conocida luego como Lomas Altas de Izarduy, era la de vigilar y evitar desde allí los ataques moros contra el convoy que suministraba alimento y agua o relevaba a la guarnición de Laucien desde Tetuan. Otras dos posiciones, una establecida en la Loma de la Silla y la otra en la Loma de Arapiles, cubrían esa misión.
El Comandante Izarduy, al mando de una Compañía de Regulares, recibió la orden de defender la loma de los ataques marroquíes, mientras los ingenieros construían un punto de defensa. Cuando subió la pendiente, cayó atravesado por un balazo en el corazón. Para evitar que su cadáver cayese en poder del enemigo, se entabló un combate cuerpo a cuerpo. Las bajas españolas fueron de dos oficiales y cuatro soldados muertos, más dos oficiales y veinte soldados heridos.
En los anales militares se describió como heroico el acto de Izarduy, porque se vio atacado por un enemigo más de dos veces superior en número y al que hizo frente.
El movimiento empezó con normalidad. Cuando el capitán vitoriano consideró que era el momento de replegarse e inició la carrera, fue herido mortalmente en el pecho y cayó abatido.
El cadáver de Izarduy fue rescatado y el Ayuntamiento de Vitoria le concedió una calle, cuyo nombre aún perdura".
(Fuente: www.elcorreo.com)

0 comentarios :

Publicar un comentario

´